Skip links

Array( [ID] => 803 [user_firstname] => [user_lastname] => [nickname] => Dematic [user_nicename] => dematic [display_name] => Dematic [user_email] => julio.martinezcalzada@dematic.com [user_url] => https://www.dematic.com/es-mx/ [user_registered] => 2021-02-21 20:06:32 [user_description] => [user_avatar] => )

Cómo evolucionar a un almacenaje automatizado

El e-commerce sigue en plena evolución, creciendo de manera constante, incluso luego de que se han reactivado diferentes industrias y la movilidad se ha incrementado de manera notoria a nivel nacional. Y es que las compras en línea llegaron para quedarse: en 2020 se reportó que el comercio electrónico tuvo un crecimiento de un 81% respecto el ciclo anterior, e incluso en el primer trimestre fiscal del 2021 se realizaron 176 millones de operaciones mediante tarjetas de crédito o débito, las mismas que suman 101 quince millones de pesos, de acuerdo con el informe de comportamiento del comercio electrónico en México de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF).

Este hecho ha significado grandes retos para los negocios tradicionales e incluso para los que ya tenían un modelo online, pues el incremento en la demanda de productos hizo que se implementaran estrategias de logística multicanal, que muchos negocios tuvieran que migrar a tiendas online, que la operación in situ se detuviera, que se mejoraran los procesos de entrega de última milla para reducir tiempos o que se implementaran diferentes mecanismos de pago multimodal, entre otros.

Lograr la eficiencia operativa de todos estos procesos se basa en el funcionamiento óptimo de los almacenes o centros de distribución, pues este nodo del proceso se ha convertido en una actividad que forzosamente requiere la inclusión de diferentes soluciones tecnológicas que contribuyen directamente al crecimiento de una compañía. La gestión eficiente de este espacio es vital para el cumplimiento del tiempo, el aumento de la productividad, control de inventarios y la garantía de una experiencia positiva para los consumidores.

La gestión de un almacén no es una tarea sencilla, se requiere de trabajo conjunto con diferentes áreas de la compañía, las cuales deben trabajar de manera cronometrada. Actualmente la mayor parte de los pedidos llegan a través de canales digitales, así que el manejo de inventarios es esencial para garantizar la satisfacción de los clientes y reducción de pérdidas; por lo que las herramientas como softwares especializados en administración de inventarios y SKU son prioritarias y esenciales.

Sin duda, cada día tenemos acceso a tecnologías disruptivas y su uso e implementación generará beneficios casi inmediatos, estamos ante la era del almacenamiento digital y el futuro de las empresas es apostar por centros de distribución que permitan disponer de los productos de manera adecuada tomando en cuenta factores como capacidad, distancia a los puntos de comercialización y disposición de productos. La introducción de elementos automatizados marcará la diferencia.

A diferencia de hace unos años, hoy es más común que las empresas estén implementando centros de distribución automatizados y lo hacen de la mano de compañías especializadas que les permita el cumplimiento de estándares desde la planeación, hasta la operación y mantenimiento. El contar con dichos procesos les ha permitido una reducción en tiempos de procesos, un mejor control de entrada y salida de mercancía y ahorros significativos en la operación.

Para migrar o lograr esta evolución es fundamental establecer como primer paso una estrategia que se adapte a las características y necesidades de la compañía, la industria en la que participa y el perfil de clientes que atiende.

Ahora bien, en términos internos, hay que tomar en cuenta factores como el tamaño de la empresa y la media del volumen de pedidos que suelen gestionar mensualmente. A todo esto, hay que añadir acciones como enumerar todos los productos de los que se dispone para encontrarlos de forma rápida cuando se soliciten.

Es necesario también evaluar la mano de obra con la que se cuente y es recomendable tener a profesionales que controlen todos los aspectos de labores como la preparación de pedidos, la clasificación de envíos, los embalajes o la recepción de nuevos artículos. Además, es conveniente crear un entorno de trabajo en el que los empleados se sientan cómodos tomando decisiones como la reducción de desplazamientos innecesarios o la aportación de maquinaria que les ayude a realizar su labor.

Otro aspecto importante es la comprobación y revisión. El envío de un pedido erróneo supone una queja del cliente y aumenta la cantidad de trabajo al tener que sustituirlo, por eso es importante contrastar que todos los artículos que se encuentran en el almacén están en perfecto estado.

¿Qué herramienta ayuda a gestionar un almacén?

Existen muchos sistemas de almacenaje que tienen la capacidad de distribuir todos los productos y realizar un inventario que logre aprovechar todo el espacio que ofrece el propio almacén permitiendo aumentar el número de artículos guardados.

Aunado a ello tienen la capacidad de realizar una gestión electrónica que se adapta a las circunstancias y a las necesidades que puedan surgir en el negocio, llevando un control y una eficiencia total.

Contar con la tecnología adecuada es una garantía que reduce al máximo el riesgo de pérdidas, el consumo energético es muy bajo y apenas genera gastos. Adaptarse a este tipo de sistemas es fundamental para responder a todos los retos que demanda el mercado actual.

 

Escrito por: Julio Enrique Martínez, Marketing Manager

Dematic Corp.

Contacto: Julio.MartinezCalzada@dematic.com

EN ESTA NOTA:
PUBLICADO POR: