Skip links

Array( [ID] => 748 [user_firstname] => [user_lastname] => [nickname] => Sr Pago [user_nicename] => sr-pago [display_name] => Sr Pago [user_email] => anap@srpago.com [user_url] => https://senorpago.com/ [user_registered] => 2020-10-13 02:05:48 [user_description] => [user_avatar] => )

Industria justa, industria de equidad

Desde hace algunos años, hemos escuchado hablar sobre la inequidad de género, el rol de las mujeres y los estereotipos que las rodean. De hecho, tal ha sido la fuerza de este movimiento que ha trascendido a la publicidad y se comienza a hablar más de este tema con interés y respeto. 

Si bien esta brecha se ha visto muy marcada en el sector laboral, en el e-Commerce ocurre lo contrario. La consultora Grant Thornton realizó un informe llamado “Women in Business que habla sobre el papel de las mujeres en el trabajo y tiene un apartado mencionando su importancia y responsabilidad en el mundo digital. 

Los datos que arrojó este estudio son muy positivos, ya que se consideraron medidas claves que impulsan algunas nuevas formas de trabajo, más versátiles y en remoto. 

Es aquí en donde podemos encontrar el porqué del crecimiento del sector femenino en las plantillas laborales online. 

En primer lugar, tenemos la flexibilidad de horarios el cual es uno de los puntos más fuertes del comercio electrónico; recordemos que en México existen 36.2 millones de madres de familia y alrededor de 4 millones de ellas son madres solteras1, por lo que el tiempo que pueden dedicarle al trabajo puede verse reducido y esta flexibilidad les permite seguir generando ingresos. Además, la retribución económica en ocasiones suele ser mayor que la media en el mercado. 

Según la revista online RRHH Digital las mujeres representan el 14% de los puestos en e-Commerce, siendo un número considerable que favorece a la igualdad y la corresponsabilidad de las empresas. 

Hoy muchas compañías cuentan con procesos ya digitalizados, entre ellos y el más conocido es el CRM, esto a la par de algunas otras acciones de marketing, las cuales logran acercar a mujeres que tienen conocimientos de estas plataformas y las hacen aspirar a puestos gerenciales o de estrategia. 

Finalmente, el dato más importante que arroja dicho análisis es que el 14% de los CEO de las empresas dedicadas al e-Commerce son mujeres, el 24% son directoras de operaciones y el 21% se encuentran en direcciones de marketing2

Más allá de un debate sobre los roles, el comercio electrónico representa una gran oportunidad para las mujeres en todo el mundo. Ya sea que hayan dejado de estudiar, que hayan comenzado una familia, que deseen emprender o que se encuentren tituladas, no importa la condición que tengan, esta nueva forma de trabajo puede hacer una diferencia en la vida de millones de personas que deseen crecer y volver sus sueños realidad. 

Abrir la puerta a la diversidad es el camino para llegar a la igualdad y aunque puede parecer un desafío, hoy podemos hacer la diferencia.