Redes sociales: ¿hasta dónde se pueden expresar las marcas y los usuarios?

August 19, 2019

Nadie puede poner en duda que las redes sociales han dado paso a que todos, marcas, organizaciones, instituciones y personas nos encontremos más conectados a niveles interpersonales, grupales y masivos, lo que también da como consecuencia que se deban establecer reglas para tener una buena convivencia entre estos miles de millones de individuos. 

 

Las redes sociales también han abierto un gran debate de hasta qué punto se pueden expresar tanto los usuarios y las marcas, y qué puede caber como censura y un posible “atentado” a la libertad de expresión. 

 

“Al utilizar esta red, aceptas estas normas y condiciones”. 

 

Una de las primeras acciones que todos los usuarios que se unen a cualquier red, debería de ser revisar sus normas y condiciones para saber si es empático o no con su filosofía, pero es un hecho de que casi nadie lo hace, y es aquí cuando aparecen los primeros problemas. 

 

Facebook creó sus Normas Comunitarias, que también podrían pasar como un manifiesto, basadas en la opinión de expertos en seguridad pública y tecnología, las cuales tocan puntos como la seguridad, la violencia, la integridad y hasta los derechos de autor. Estas normas han evolucionado a lo largo del tiempo, según las necesidades que la misma red ha encontrado. Por ejemplo, hace un par de años agregaron una política anti-bullying muy rigurosa para que ninguna publicación dañe moralmente a alguna persona, como  ha sucedido en varias ocasiones, sobre todo con menores de edad. 

 

¿Los memes que se usan a diario podrían caer en censura? Sí porque en muchos de ellos no hay un permiso de uso de imagen o dañan a una persona. Si en tu marca los usas a menudo, cuidado. Los “castigos” que coloca Facebook van desde bajar una publicación hasta cerrar permanentemente una cuenta de fanpage o personal. 

 

 

 

Fuente: Descuentos en Viajes. 

 

Richard Allan, Vicepresidente de Políticas de Facebook, menciona que aunque esta red no se rige por los acuerdos internacionales que los países han firmado, “son miembros de una iniciativa global que ofrece a las compañías de Internet un marco para aplicar los principios de derechos humanos a nuestras plataformas”. 

 

Y es que parte de la censura que se pueda dar en las redes, también viene de los gobiernos de cada país, según se considere si una acción infringe o no una ley. En México han existido varias iniciativas en contra de las publicaciones hacia funcionarios públicos (las cuales no han procedido), y sobre las medidas para que las “vedas” electorales también se cumplan en el mundo digital. 

 

Hace algunas semanas, con el fin de que tener aún un mejor control de los contenidos, Facebook acaba de restringir la publicidad de tabaco, alcohol y cigarros electrónicos para que sólo se puedan mostrarse a mayores edad.

En el caso de Twitter, conversaciones de todo tipo se desatan día a día en esta plataforma, algunos más complicados que otros, y aunque tiene bastante libertad de expresión, tienen cero tolerancia con temas que afecten a las elecciones de los países, terrorismo o explotación de personas. 

 

En cuestión de imágenes y videos, hace la advertencia de que según las preferencias de cada usuario, una publicación puede parecerle sensible. En un primer momento, a la publicación se le coloca un desenfoque, pero se tiene la opción de dar clic y poder visualizarla. 

 

 

Fuente: Google. 

 

Pero, ¿en qué punto estas reglas o normas pueden parecer extremas? 

 

Otras de las grandes discusiones sobre la libertad de expresión, las ha tenido Instagram desde hace algún tiempo, con la censura a los pezones solo y únicamente de mujeres, censura que es eludida por medio de una marca de agua o una sombra por algunos, y por otros, se ha vuelto una batalla sobre la equidad de género, ya que la medida no se aplica en hombres. #freethenipple es el movimiento al que miles de usuarios se han sumado buscando que Instagram sea por lo menos, más justo y equitativo con estas medidas.

 

Parte de esas censuras se debe a que la revisión de gran parte de su contenido está automatizando por medio de un algoritmo que analiza los patrones de imágenes y los compara con otras para “saber” si son un objeto determinado, y dar como veredicto si se baja o no un contenido. 

 

Todas las plataformas sociales tienen un común al momento de decir sí o no a una publicación: el no afectar a terceras personas para hacer del mundo digital, lo mejor para cada una de ellas. 

 

Fuente: Normas Comunitarias de Facebook, Normas de Twitter. 




 

Please reload

Our Recent Posts

¿Cómo migrar mi canal de venta de Facebook a un marketplace?

November 20, 2019

AMVO Recap del 11 al 15 de noviembre

November 16, 2019

¿Cómo usar Pinterest en Navidad para atraer tráfico y clientes?

November 14, 2019

1/1
Please reload

Tags

Please reload

AMVO ©2017

Dirección Comercial: WeWork Cervantes, piso 10, Blvd. Miguel de Cervantes Saavedra 169, Granada, CP 11520, CDMX.

Dirección Fiscal: Avenida Horacio 340 - PH, Col. Chapultepec Morales, Del. Miguel Hidalgo, CP 11570, CDMX.

Tel. (55) 85 26 22 13 Horas de atención: 09:00 - 18:00 de lunes a Viernes

Para medios, favor de mandar un email a medios@amvo.org.mx